https://youtu.be/teJFymaNDa0
Buscar
  • Egleyda

UNA HERIDA POR QUIEN MAS AMO

Te hirió porque le amas.


Una cosa es enojo, otra es molestia y otra es una herida.

Quienes se enojan es porque no quisieron aceptar algo o no estuvieron de acuerdo en algún punto. No es por amor.

La molestia tampoco es por amor. Esto procura quitarte la paz y desconcentrarte.


Solo las personas que amas pueden provocar que seas herido.

Es tan así, que te desactiva completamente. Te quita los ánimos porque esperas que esa persona te ponga en el centro de su vida o por lo menos valore tu avance y esfuerzo.


Algunos dicen que amar es una decisión. Otros aseguran que es un sentimiento.

Si es una decisión, entonces ¿por qué no decimos no amar a quien nos hiere? seria fácil ¿no?

En cambio, los sentimientos pueden controlar nuestra voluntad y emociones. Defínelo como quieras, pero al final, esto sigue siendo un poder.


No es fácil saber si a quien le damos cabida en nuestra vida es la persona indicada. En el caso de ser heridos por un familiar, no podemos desestimarlo fácilmente. Se trata del segundo lazo mas fuerte que Dios hizo después de establecer su relación con nosotros en el huerto del Edén, que es la familia.


Proverbios 27:6

"Son más confiables las heridas del que ama, que los falsos besos del que aborrece."


Una traición, una mentira, una actitud inesperada, hiere.

Me parece que amar no es una decisión porque seria frío e insípido, pero sanar las heridas, si.

Podemos decidir ser diferente.

Podemos seguir hacia adelante.

Podemos dejar de llorar por lo mismo.

¡Si podemos!

Mateo 9:12 (RVC)

"Jesús les dijo: «No son los sanos los que necesitan de un médico, sino los enfermos."


¿Cuantas veces te han dicho que en Jesus encontramos sanidad del corazón?

Hay palabras que se repiten tanto, que ya somos inmunes a ellas.

Siempre esperamos cuando no podemos mas para clamar a Jesus siendo Él quien desde el principio ha querido curar nuestras heridas.



ESTO PUEDE AYUDARTE:


Si en realidad quieres cicatrizar, no menciones el problema una vez mas. No te garantizo que lo olvides, pero puede ayudarte a no recordarlo.

Los sicólogos dicen que lo que se menciona mas de 7 veces se memoriza. ¡Imagínate si no lo recordamos! Busca la manera que esos detalles sean confusos evitando repetir la historia o el suceso.


Busca cómo cortar todo lo que te relacione con aquello que te hace retrasar tu proceso. Procura que nada te enlace porque juegas con tu mente dificultando tu posible avance. Muchas personas mantienen esos lazos porque se acostumbraron a ser heridos y esto no habla de salud emocional. No te acostumbres a llorar o a sufrir por algo que no va por buen camino porque dejarás la productividad.


Por ultimo, habla con tus amistades. Ellos suelen usar la conmiseración para hacerte entender que están contigo en medio de lo que sientes. Parece bueno que te consuelen, pero si esto se repite, no te están ayudando, mas bien, hacen mas sensible las áreas en la de deberías estar mas fuerte.

Habla con ellos y diles que estás super bien aunque no sea el caso y que estás en la disposición de “pasar la pagina” reiniciando tu vida de forma saludable. Diles que no te hablen del tema...


Quien te hiere constantemente no te ama. Esto es definitivo porque el amor busca reparar. No dañar.


Tu eres mejor que eso. Debes continuar tu vida sin esas ataduras.

Por ahí hay alguien con un corazón distinto.

Si en todo caso esto se trata de algún familiar lo cual no se puedes sustituir, procura no guardar rencor. Vivir recordando que esa marca es de un familiar, traerá amargura a tu corazón y cambiará tus relaciones. Evita que te vuelvan herir identificando cuales son las motivaciones que hace manifiesto esos momentos amargos. Evítalos. Hablen de otra cosa si hay temas que provocan conflictos y si no hay manera de sostener una conversación, distánciate por un tiempo.


Un día mas puede ser un día menos.

Decide que Dios cure las heridas que no has podido sanar. Las cicatrices son un claro indicio de alguien que ha superado esas batallas. No te avergüéncese de ellas. Es típico de quien ha decido seguir.


Te recuerdo que quien tiene el poder de herirte piensa que lo podrá seguir haciendo, pero esto dura hasta que decidas no volver atrás.


www.Egleyda.org




1,376 vistas1 comentario