https://youtu.be/teJFymaNDa0
Buscar
  • Egleyda

RELIGIOSO POR NO CAMBIAR DE FUNDAMENTO

El mensaje del evangelio ha cambiado. Parece más una charla o entrenamiento para ser aceptado por una empresa, que una enseñanza poniendo como ejemplo a los que vencieron por medio de la palabra de Dios.

Es también una excusa para justificar las razones de mi manera de pensar, decidir y creer.

Es un ataque frontal al que no piensa, apoya, se viste o proyecta lo que yo creo.

Es una promoción sobre el por qué hice lo que hice y Dios me aplaude porque lo hice bien.

Es, un insulto a mis adversarios, enemigos, envidiosos, chismosos, y por ahí sigue la épica lista de deseos.


Yo vengo del corte pentecostal como se le llama. (No es correcto el término y en otro Blog explicaré por qué es incorrecto decirle Pentecostal a cierto grupo.) Me crié dentro de la danza, saltos, gritos, libertad, liberación, misiones, evangelismo. En fin, mucho movimiento. Cuando se realizaba una campaña se hablaba de Jesús. Se sostenía la Biblia. Era una manera de que la persona que te viera supiera cuál era tu grupo.

Hoy en día puedes pasar una hora escuchando a un predicador y cuando cita un versículo parecería que habla de su situación personal que de Cristo. Quienes estan pasando por lo mismo y se sienten consolados dicen: ¡Que palabra! sin sentarse a analizar o discernir si ese mensaje habla de Dios, habla de ellos o habla de ti.


Cuando se habla de las promesas de Jesús y los ejemplos Bíblicos hago la función de un abogado al salir en defensa de un determinado caso. El abogado conoce las leyes. Si va delante de un juez, él sabe que ese juez estudio derechos, por lo que, no puede inventarse las leyes. Sin esas leyes, debidamente expuestas, pierde el caso.

Lo mismo sucede cuando se habla lo que dice la palabra de Dios. Ella guarda las leyes del reino de Dios en la que debemos funcionar.

No voy a la iglesia a recibir terapias mentales. Eso lo da un sicólogo. Vamos a recibir lo que humanamente NO es imposible lograr. Por eso es EVANGELIO. BUENAS NOTICIAS.

Jesús tuvo malas noticias y vivió sus 3 años de ministerio público bajo persecución y nunca corrompió su mensaje por ellos ni dejó su misión por ellos. Cuando se creía que terminaría la misión de Jesús, SE MULTIPLICÓ. Hoy somos millones.


¿Que es lo que te motiva de tu predicador favorito? ¿Su estilo? ¿Cómo lo dice? ¿Su agresividad? ¿No tiene ”pelos en la lengua“ para decir la “verdad”? ¿Pasó por lo mismo que tú?

Si te inclinaste por alguna de las anteriores debo decirte que tienes la motivación esquivada.

Te citaré porque:

Mateo 7:28-29

“Y cuando terminó Jesús estas palabras, la gente se admiraba de su doctrina;

porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas.” Los escribas sabían mucho, pero practicaban su doctrina para la gente y no con su corazón.


Te resalté que decían: “se admiraban de su doctrina”.

Jesus, el mero mero, provocaba que la gente pusiera su vista en su enseñanza que estaba basada en el reino de Dios.

Hoy puedes ver cientos de videos por las redes en las que parece más un escenario de indirectas y respuestas a quienes no les aceptan su estilo de vida o prédicas, que un enfoque a que la gente se acerque a Jesús. Y si dices algo contrario eres un ”religioso”.

En el más triste y carnal de los casos te tildarán de envidioso. Pero ¿serán brisas que tumben principios? ¡Jamás! No le tengas miedo a ser catalogado así.

Donde pises, deja claro del reino al que perteneces. Quienes no te quieren oír por ello, hace mucho tiempo definieron su naturaleza y el nivel de relación que tienen con Dios.

El mensaje no se trata de ti, se trata de todo lo que comprende el sacrificio de Jesús y quienes fueron sus aliados.

Por tu dedicación, Él cumplirá en ti lo que tú haces para Él.

No pongas estructuras por encima de las que Dios puso. De verdad EL NO NECESITA ESO.

Estoy segura de que su plan es usarte, llenarte, llevarte a donde muchos no han llegado, pero la puerta es Él. El camino es Él y el destino siempre será Él.

Los artistas seculares en cada evento de premios dan un discurso hermoso. ¿En que nos diferencia si ni la Biblia usamos?

Las ideas personales solo calman temporalmente. Solo Jesús nos hace verdaderamente libres y ese debe ser siempre el mensaje aunque te lancen inderectas de religioso.

¿Te doy mi definición sobre el uso que se le da a “religioso”?

Religioso: ideas de otros que yo no acepto por ser claramente contrarias a las mias...


¡Salud!

www.Egleyda.org


425 vistas1 comentario