https://youtu.be/teJFymaNDa0 CUANDO YA NO HAY FUERZAS PARA LUCHAR.
Buscar
  • Egleyda

CUANDO YA NO HAY FUERZAS PARA LUCHAR.


No es que no tengas fuerzas, es que aquello que te motiva, no está.


Por ejemplo: Si decides bajar de peso quieres ver los resultados cuando subes a una balanza, pero si al hacerlo, por mas que has dejado de comer lo que te gusta y has hecho ejercicios, al ver el mismo peso ya es una razón para mañana no tener el deseo de volverlo a intentar.


¿Me permites ser sincera?

El reto mas grande no es tener el deseo de lograr algo cuando todos tienen algún "deseo".

El reto es seguir cuando ves que no es tan fácil materializarlo como creías.


Hay un versículo que siempre me ha cautivado y es:

Hebreos 12:2 (RVR1960)

"Puestos los ojos en Jesús, el autor y Consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios."


Por si no lo sabes, aquí hay claves para seguir hasta el final, pues son deseos que vienen de Dios porque Él pone el querer como el hacer. (Filipenses 2:13)

  1. Debes poner tu vista en el objetivo sin importar que veas o que no veas los cambios.

  2. Si ese objetivo no es pasajero o circunstancial, te aseguro que sin importar los años podrás tener el mismos brío (ánimo) para intentarlo todos los días.

  3. Lo que sea que te motive, debe ser tu ejemplo a seguir y que deje buenos resultados. Jesus es un claro motor para no rendirnos, porque a pesar de los sufrimientos Él miró los resultados antes que la oposición y esto le produjo gozo y puso por menos los agravios. O sea, si tienes personas así, no le des mas importancia que a lo que estas dispuesto lograr.

  4. Quienes cargan determinación, logran ver todo lo que se han propuesto.

Nunca recomiendo mostrarte víctima de algo que necesita solución.

Hay personas que se sienten muy bien diciendo lo mal que se sienten y hasta ponen fotos en sus redes sociales exponiendo lo mal que están y así llamar la atención.

Quienes quieren lograr algo, deben romper con el sentimiento de víctima y saltar esos obstáculos aunque los que te rodeen se sientan cómodos donde están o como estás.


No todos saltarán contigo, pero querrán estar en tu pecera sin esforzarse.

Hoy quizás no se ve los resultados de tu esfuerzo, pero lo verás.

Luchar tiene altos riesgos que vienen de todo tipo, pero peor es no hacer el intento de lograrlo.

Enfócate en los resultados. En como te vas a sentir de lograrlo. No quites tu mirada de esto que Dios te ha puesto y ni la quites de Dios.


El dia que los que no te apoyaron o intentaron desanimarte te vean crecer y quieran de ese crecimiento, recuérdales que todo es asunto de salir de esa pecera como una vez saltaste tu también.


www.Egleyda.org


2019 NO OLVIDEN COMENTARNOS.
1,563 vistas3 comentarios